Atentos
Salud Sin categoría

Ansiedad, depresión y crisis de pánico: ¿Qué hacer ante estos episodios? Descúbralo con la psicóloga Scarlett Arraño

La salud mental, es un tema que pese a ser de vital importancia, muchas veces no se le da la prioridad necesaria, causando estragos en algunos seres humanos.

El tema quedó claro gracias a la psicóloga de la clínica «Sin Efecto Rebote» Scarlett Arraño, quien en Atentos Contigo de Atentos Chile, manifestó la importancia de que esta tenga mayor visibilidad en la sociedad actual, para ser tratada adecuadamente en familias chilenas.

La depresión, es un transtorno muy común que afecta física y mentalmente el modo de sentir y de pensar. Además, muchas veces va de la mano de la ansiedad y provoca deseos de mantenerse aislados, pérdida del sueño y apetito, falta de interés o placer en realizar diferentes actividades, entre otras cosas.

Si bien está enfermedad siempre ha existido, actualmente se ha incrementado el número de personas depresivas, siendo la población joven una de las más afectadas a escala mundial.

«La depresión nos puede bloquear e inhabilitar, es una baja forma de canalizar lo que nos esta pasando y va de la mano de la ansiedad. Esta última, la podemos llevar a un trastorno, pero como base es una emoción. Todos nos hemos sentido ansiosos en algún momento, entonces hay que ver como se estan canalizando las emociones, mismas que se pueden transformar en ansiedad generalizada y este tema constituye una de las consultas más comunes actualmente», detalló.

Aceptar las emociones

La experta resaltó la importancia de diferenciar, identificar y regular las emociones que son las que controlan como nos sentimos en determinado momento. En el caso de la ansiedad, muchas veces se origina del miedo, el cual produce un bloqueo que es tan inhabilitante, que puede llevar a otras conductas perjudiciales.

«Si yo se que tengo un miedo y eso me inhabilita, tengo que aprender a regularme (…) La ansiedad puede interferir y bloquear en muchas areas y cada ser humano tiene diversos contextos y mecanismos de afrontar cada situación, por lo que es importante asistir a terapias, las cuales se han incrementado post pandemia», informó la especialista.

Según Arraño, la educación emocional debe partir desde el hogar, por lo que las emociones deben ser tomadas en serio dentro del círculo familiar, a fin de identificarlas, conocerlas y aprender a soltarlas y tratarlas.

«Todos los seres humanos tenemos miedos, todos tenemos un sentido de pertenencia, si yo no pertenezco a un lugar o no encajo, van a venir ciertas distorsiones, si me siento fracasado voy a sentir pena, es necesario reconocer las emociones básicas porque de ahi parte todo. Mientras yo menos me conozca, menor es mi capacidad de canalizar y ponerle nombre a lo que me esta pasando y no lo voy a controlar ni entender», enfatizó.

Pensamientos catastróficos

Los pensamientos negativos suelen estar presentes en las personas con depresión, ansiedad o pánico. Arraño aseguró que, el hecho de querer tener el control puede detonar la ansiedad, lo que generalmente va a producir pensamientos catastróficos los cuales van de la mano con las distorciones cognitivas.

En una crisis de ansiedad o pánico, es común observar los peores escenarios, por lo que aprender a regular los nervios al momento de enfrentar una situación difícil es de gran importancia.

Uso de fármacos

La especialista detalló que algunos pacientes requieren el uso de fármacos ya que la ansiedad y depresión tiene que ver con un aspecto neurobiológico que ocurre cuando el cerebro deja de mandar neurotransmisores y es allí donde los fármacos les sustituyen.

«Es importante entender cuándo se necesita ayuda y cuándo se requieren fármacos para funcionar en el día. La idea es trabajar en equipo y que los tratamientos tengan sentido, cada fármaco va a depender del funcionamiento de cada persona, pero si hay un buen tratamiento detrás, va a ver un buen funcionamiento.

Empatía

La psicologa enfatizó la importancia de entender y brindar apoyo a quienes esten pasando por cuadros de depresion, sin caer en ser juzgado sino en brindar contención y ser escuchados.

«Las personas que tienen este diagnóstico no se levantan a decir: ‘oh que ganas de sentirme deprimido todo el día’, o quieren tener pensamientos catastróficos todo el día, es una situacion que está pasando y les encantaría no sentir eso», detalló.

«Muchas veces las personas no saben ponerle nombre a lo que les está pasando, por eso estar ahí al lado ya fomenta la seguridad y brinda ayuda. Hay millones de actividades que puedan ser placenteras para esa persona, sin hacerlo sentir culpable, necesitamos proteger y contener» enfatizó.

Ante una crisis de pánico

Aunque todas las crisis de pánico son diferentes, hay ciertas herramientas que se pueden tomar en cuenta.

«En esos momentos lo que pasa en nuestro sistema nervioso es que el cerebro solo quiere huir y escapar de la situación. Las personas piensan que se van a morir, hay taquicardias y sudoración, así que lo principal es soltar el control y aceptar la emocion», explicó.

Sostuvo además que, cuando baje la adrenalina, es importante usar técnicas de respiración, y ciertas herramientas, para sobrellevarla, como por ejemplo, buscar cinco cosas que se puedan tocar, tres cosas de algún color, o cosas de algunas texturas, de esta manera el cerebro va a estar buscando otras señales y podrás salir de la situación.

Sin embargo, la especialista enfatiza la importancia de buscar la ayuda de expertos para determinar el orígen de estos episodios.

Noticias relacionadas

Comunas de Talca y Maule avanzan a Paso 2 de Transición a contar del jueves a las 5 AM

Diario Atentos

Profesionales y estudiantes complementan su visión sobre las urgencias pediátricas

Atentos

Alcalde de San Javier lanzó dos fondos para reactivar economía local

Diario Atentos