Atentos
Regional

Escándalo en COMPIN maulino: Médico fantasma resolvió 50 mil licencias y desapareció sin dejar rastro

Insólito, por decirlo menos, es la situación que quedó al descubierto en el COMPIN de la Región del Maule. Entre los años 2015 y 2017, un «supuesto» médico, de nombre Sergio Araya, resolvió más de 50 mil licencias médicas, sin que las autoridades de la entidad, ligada al Ministerio de Salud se percataran.

La historia la reveló Radio Bío Bío, a través de un reportaje, que denuncia la irregular situación, ocurrida a vista y paciencia de funcionarios y autoridades, pero sin que nadie lograra percatarse que se trataba de una situación anormal.

Según Bío Bío, los hechos quedaron al descubierto luego que la Contraloría realizara una investigación que reveló -además- que el supuesto profesional adoptó la identidad de un médico que labora en Santiago. Los interrogatorios de la entidad revisora establecieron que Sergio Araya nunca trabajó en algún hospital de la región, que no existe siquiera un contrato de ello ni menos la emisión de pago. Eso, sin contar que a los funcionarios de la COMPÍN talquina les indicó que no quería recibir sueldo.

Pero no es todo. Cuando los auditores inquirieron detalles físicos del supuesto doctor, nadie recordó. Lo buscaron en redes sociales y nada. Ni siquiera un teléfono de contacto.

De la cantidad total de licencias, hay más de 1.800 de la Caja de Compensación Los Andes. De estas, al igual que las otras 50 mil, no existe claridad de cómo fueron resueltas y pagadas. En otras palabras, no se sabe si el falso doctor las rechazó, amplió o confirmó.

El organismo fiscalizador ordenó al Servicio de Salud regional denunciar los hechos al Ministerio Público, bajo el delito de suplantación de identidad. También que se resuelva de manera inmediata un sumario administrativo que ya cumple dos años sin resultados.

Como sea, esta enorme falsificación de documentos aparece en momentos en que la cartera dirigida por Jaime Mañalich, se comprometió a tramitar más de 27 mil permisos médicos atrasados en la COMPÍN Metropolitana. Para ello se designó a la ingeniera comercial Paula Labra Bresserer.

Cuando la Contraloría comenzó a investigar estas irregularidades, se encontró con más sorpresas: Sergio Araya era aún más invisible. En los registros del Servicio de Salud Regional no había un contrato que diera cuenta de su dependencia con la autoridad ministerial. Nunca le pagaron. Tampoco en el COMPÍN.

El organismo fiscalizador buscó y buscó en la base de datos de la cartera, dirigida actualmente por Jaime Mañalich y encontró a un doctor, cuya identidad -coincidentemente- era Sergio Araya. Este último de seguro se sorprendió, porque -dijo- nunca había trabajado en la VII Región.

La fotografía del verdadero Araya, le fue exhibida a los funcionarios del COMPÍN, pero no había similitud alguna. Lo único claro es que entre 2015 a 2017 había resuelto más de 50 mil licencias médicas sin ser doctor. A estas últimas se suman otras 1.872, de la Caja de Compensación Los Andes.

En 2017 se inició un sumario -establece el informe de la entidad de control- que continúa abierto a casi dos años de ocurridas las falsificaciones.

La Contraloría envió el informe de auditoría al Ministerio Público, con miras a que se inicie una investigación por falsificación de identidad. Sergio Araya, sin embargo, se esfumó. Como un fantasma.

Noticias relacionadas

¿Cómo reconocer el coqueluche o tos convulsiva?

Diario Atentos

Personas en situación de calle se vinculan con la comunidad a través de innovador proyecto deportivo

Diario Atentos

Académicos de UTalca: “El centralismo regional produce una brutal desigualdad entre las zonas rurales y urbanas del Maule”

Atentos
WhatsApp Quiero recibir noticias por whatsapp