Atentos
Gremios Regional Reportajes

CCHC crea mesa de trabajo a nivel regional para incorporar a más mujeres en faenas y cargos de liderazgo

El último estudio de Caracterización de los Trabajadores de la Construcción 2019, elaborado por la Cámara Chilena de la Construcción, reveló una mayor participación de la fuerza laboral masculina (85%), con un salario promedio 17% mayor respecto de las mujeres.

De acuerdo al mismo documento, si se comparan características similares de un trabajador promedio, en edad, educación y años de experiencia laboral en la construcción, los hombres reciben en promedio 1,2 veces los ingresos de una mujer, lo que estadísticamente comprueba -según el mismo estudio- que se trata de una diferencia significativa y que representa, en promedio, alrededor de 70 mil pesos mensuales.

Pero hay más. La participación de las mujeres en la Construcción se ha mantenido en 7% según las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas, lejos de las cifras promedio de países de Europa, como Francia que alcanza el 17% o Alemania que llega al 10%.

En 2006, 21 mil mujeres trabajaban en la Construcción, según el INE. Esa cifra se ha duplicado en 15 años. Se estima que las mujeres representan el 7% de la fuerza laboral de la Construcción.

Datos de la misma CCHC, sostienen que la labor que desempeñan la mayoría de las mujeres en obra es distinta a la de los hombres. Por ejemplo, existe una alta participación femenina en el oficio administrativo, mientras que en las categorías operador de maquinaria y capataz, su colaboración es notoriamente más baja.

Por otro lado, según cifras de ocupación laboral de la Cámara, en los meses agosto-octubre de 2019 se observaron en promedio alrededor 70 mil mujeres ocupadas en promedio. Sin embargo, durante el tercer trimestre de 2020, se vio una menor participación de mujeres en el sector (cerca de 39 mil en promedio), es decir una pérdida de alrededor de 30 mil puestos de trabajo.

La pandemia fue cruel con las mujeres. Fueron las principales afectadas por el desempleo. Las cifras entregadas por la Cepal, demuestran que en 2020 se retrocedió en más de 10 años en esta materia.

MÁS ESPACIOS

Como una manera de revertir estas brechas y dar más oportunidades a las mujeres en este rubro, tradicionalmente “dominado” por hombres, es que la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) está promoviendo mesas de trabajo a nivel nacional y regional.

En el caso del Maule, esto es liderado por María Ignacia Cepeda, presidenta del Grupo de Trabajo Mujeres, quien explica que en esta instancia participan, además de la CCHC, el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (Sernameg), el Sence, y la Secretaría Regional Ministerial del Trabajo.

La agenda está basada en tres grandes líneas, esto es, construcción, gremial y ejecutiva.

“En el ámbito de la construcción, lo que buscamos es que haya más mujeres construyendo, independiente a la labor que desempeñen, queremos más mujeres en la construcción. En la línea gremial, queremos que en la Cámara haya más mujeres que participen, ya sea en mesas de trabajo, en los equipos que forma la Cámara, en los liderazgos de mesas, presidencia de los comités, y en la línea ejecutiva busca que mujeres en la industria de la construcción accedan a mejores cargos de liderazgos, gerencias, directorios”, explicó.

La ejecutiva reafirmó que las cifras de participación femenina en la construcción no son favorables, “sin embargo, creemos que hay un potencial de crecimiento. La brecha es demasiado alta y muy desproporcional. Creemos que, con un trabajo conjunto y apoyados por los socios hombres, es muy importante y lo que busca el grupo de trabajo es que nos complementemos hombres con mujeres”.

Lo que se busca con esta Mesa de Trabajo, en el fondo, es la inserción, mejores oportunidades e iguales sueldos, según la categoría a la cual se están incorporando las mujeres.

Entre las acciones que han sido acordadas, está la firma de un convenio intersectorial entre la CCHC de Talca, el Sence, Sernameg y la Seremi del Trabajo, que considera un levantamiento de los oficios que se requieren en la construcción -donde hay falta de mano de obra-. El Sence se encargará de las capacitaciones y el Sernameg entregará la base de datos de aproximadamente 40 mil jefas de hogar que necesitan un empleo y estabilidad laboral.

“La señal que queremos entregar como CCHC es que no somos un rubro masculinizado, que para nosotros es muy importante la incorporación de las mujeres, participar con ellas, de que no hacemos diferencia de género y que tenemos claro que el talento es personal y no tiene género”, recalcó María Ignacia Cepeda.

La pandemia fue cruel con las mujeres en el ámbito laboral. En el segundo semestre de 2020 se perdieron alrededor de 30 mil puestos de trabajo femeninos.

Noticias relacionadas

Auditoría en Hospital de Curicó por hombre al que se le extirpó el pene

ATENTOS

Ministro Walker en Curicó: “Tenemos que tener un nuevo concepto de la administración del agua”

Diario Atentos

Yeans Roco asumió con nuevo concejal de San Clemente

Diario Atentos