Atentos
Ciencia Regional

Un súper probiótico fue la idea ganadora de «Haz Tu Tesis» en Innovación 2019

Luego de medir científicamente algunos productos alimenticios presentes en el mercado que dicen generar un cierto beneficio a la salud, la estudiante de la Escuela de Ingeniería en Biotecnología, Aris Vargas Fuentes, pudo comprobar que los resultados difieren de lo que realmente prometen.
Esta fue la inquietud que la motivó al desarrollo de su tesis de pregrado para generar un super probiótico que mezcla diversas cepas, una gran cantidad de antioxidantes microencapsulados con alginato, producto derivado de las algas.
Aris, fue la estudiante ganadora del concurso “Haz tu Tesis en Innovación”, iniciativa convocada por la Dirección de Innovación, Desarrollo y Transferencia Tecnológica de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado de la Universidad Católica del Maule que por primera vez incorporó la participación de estudiantes de postgrado.
“Pensamos en un nuevo formato de probióticos, que combinara nuevas cepas y trabajando con frutos nativos como Maqui y Murtilla, además incorporándole antioxidantes que fueran micro encapsulados con alginato, que es un producto que producen naturalmente las algas que no es tóxico para el ser humano”, comentó la estudiante de Ingeniería en Biotecnología.
Sobre su tesis y el trabajo desarrollado, la estudiante expresó que “La parte teórica es importante y nos permite entrar en el terreno que vamos a desarrollarnos durante nuestra vida laboral. En nuestra carrera nos enfocamos en el área de la investigación y la ciencia básica, pero también tenemos que ser capaces de tomar problemas reales y solucionarlos. Detectamos es que muchos de los productos alimenticios que uno compra en el comercio no cumplen realmente con lo que se espera”, detalló.
Fue así como se consideró el caso de los probióticos, es un alimento funcional. “En la naturaleza encuentra muchos tipos de microorganismos en una misma fruta. Pensamos qué pasa si usamos estas mismas cepas que encontramos en la naturaleza en las cantidades necesarias para el organismo (…) Si uno analiza científicamente de si funcionan o no, nos dimos cuenta que para tener el efecto deseado el consumo tendría que ser mucho mayor al que uno consume. Pensamos en aumentar la biodisponibilidad del antioxidante, me refiero a que el tiempo de duración que es capaz de funcionar el compuesto aumentará, considerando que uno lo ingiere y el proceso digestivo va quitando sus capacidades benéficas”, comentó Aris.
Además del primer lugar, obtenida por Aris Vargas Fuentes de la Escuela de Ingeniería en Biotecnología, dirigida por el académico Ariel Arencibia Rodríguez, con su proyecto “Tecnología para la micro encapsulación de prebióticos y antioxidantes, valorizando recursos genéticos endémicos de la Región del Maule”, el segundo lugar lo obtuvo Cristian Albornoz Ayala de la Escuela de Ingeniería en Construcción, quien junto a su profesor guía Ismael Vera, desarrollarán la tesis “Evaluación del impacto de sistemas de captación de aguas lluvias en la provisión de agua para el servicio sanitario rural del sector de Vilches Alto, comuna de San Clemente” y el tercer ganador fue Matías Ramírez Bustos de la Escuela de Ingeniería en Biotecnología, estudiante que es guiado por los académicos Evelyn Villagra y Ariel Arencibia.
En la ceremonia de premiación, el rector de la UCM, Dr. Diego Durán, expresó que “Este siempre es un momento muy grato porque es la tercera versión de una experiencia que iniciamos buscando generar un espacio para que los estudiantes en conjunto con académicos pudiesen tener éxito al innovar. Siempre estamos agradecidos del interés. Tenemos cosas muy buenas que resultan de aquello con muy buenos resultados”, dijo.
“Los estudiantes de la UCM tienen la motivación para hacer las cosas bien y salir adelante. Esto da cuenta de que se generan los espacios para que ellos también puedan hacer innovación y cosas distintas, es un logro para ustedes y para la institución”, agregó la autoridad universitaria.
En la oportunidad, la Dra. María Teresa Muñoz, vicerrectora de Investigación y Postgrado de la UCM, destacó que “Es un agrado para nosotros poder constatar cada vez más el interés de la comunidad universitaria de hacer investigaciones de calidad y orientadas a la innovación y transferencia tecnológica. Más aún si esta experiencia creativa nace en conjunto entre nuestros académicos y estudiantes”, valoró.
El segundo lugar de la competencia, Cristian Albornoz, mostró su satisfacción por obtener este reconocimiento. “Estoy totalmente contento, no me lo esperaba en verdad. Mi proyecto es sobre captación de aguas lluvias y lo desarrollaré en una casa que mis padres tienen en el sector de Vilches Alto, creo extraordinario poder generar una mejora que se pueda implementar en beneficio de comunidades locales”, finalizó.

Noticias relacionadas

Se detectó segundo caso de Covid-19 con cepa británica en el Maule

ATENTOS

Alumnos de la Escuela Especial y Diferencial “Sol y Luna” son visitados por Carabineros de San Javier

Atentos

Concluyó curso de maquinaria pesada para la Reinserción Social impulsado por Caritas Diocesana de Linares

Diario Atentos