Atentos
Emergencia

SE LEVANTA EMERGENCIA Y SE RESTABLECEN FLUJOS EN CANALES POR DERRAME DE PETRÓLEO

La empresa ENAP informó a la gobernación de Talca que luego de ocho días de trabajos ininterrumpidos se superó la emergencia de provocada por la rotura del oleoducto Hualpén-San Fernando, ocurrido el miércoles 26 de octubre en la comuna de Río Claro, por lo cual los agricultores pueden utilizar sin riesgo el agua de todos los canales de regadío.

Según lo señalado, el sábado pasado se restableció gradualmente el flujo de agua en el canal Maule y el lunes en el Pelarco Nueva Unión, tras el retiro del diésel y limpieza de los acueductos. Por lo tanto, se abrieron las compuertas a los canales derivados de ambos troncales quedando el flujo totalmente restablecido y habilitado para el regadío de zonas agrícolas.

Desde ocurrida la emergencia los servicios públicos, coordinados por la gobernación de Talca, se mantuvieron alertas para garantizar la seguridad de las personas, sus bienes y el medioambiente. “Todos los protocolos de emergencia que se aplican para este tipo de situaciones fueron cumplidos de manera estricta y eficiente y eso  nos permitió devolver la calma a la comunidad porque no hubo afección  ni en el agua para consumo de las personas, para los animales ni en el agua para el riego, por lo tanto llamar  la calma a las personas.

Nos han informado que algunas personas están solicitando firmas a los productores del sector por supuestas afecciones indicando que deberían ser indemnizados por los daños provocados y la verdad es que la comunidad donde se provocó el derrame fue debidamente atendida y se resolvió todo adecuadamente por lo que no hay daños a las personas, a los animales ni al riego. Decirle a la comunidad de Río Claro, Pelarco y parte de San Rafael que se vio afectada está todo funcionando de manera normal y todo esta funcionando adecuadamente y pueden continuar sus vidas con absoluta tranquilidad”, manifestó Oscar Vega, gobernador de Talca.

Independientemente del término del Plan de Contingencia Operativa y la normalización de las tareas agrícolas del sector, la empresa mantendrá dos cuadrillas en la zona con especialistas ambientales para responder rápidamente ante cualquier eventualidad y dar tranquilidad a los vecinos.

Junto con ello, se mantendrá el monitoreo durante ocho a 10 días  y se efectuarán nuevos análisis de laboratorio de los afluentes afectados. Además, en el caso del agua potable rural de los sectores Milagros y Santa Victoria, se hará un seguimiento para revalidar los estudios encargados por el Servicio de Salud del Maule.

Noticias relacionadas

DECLARAN ALERTA ROJA POR INCENDIO FORESTAL DE VICHUQUÉN

Atentos

Confirman nuevo caso de Covid-19 en Constitución: Suman catorce los contagios

Diario Atentos

Entregan viviendas de emergencia a familias damnificadas por incendio en Unihue comuna de Maule

Diario Atentos