Atentos
Nacional

Escritor Chascas Valenzuela arremete contra ministra Orellana tras dichos por gestación subrogada: «Comentarios hirientes y mentirosos»

El escritor y guionista chileno José Ignacio “Chascas” Valenzuela se refirió a los dichos de la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Antonia Orellana, quien en sus redes sociales criticó la gestación subrogada, advirtiendo los peligros que conlleva.

Todo surgió a raíz de que se supiera que la actriz española de 68 años, Ana Obregón, fue madre a través de la gestación subrogada, proceso que realizó en Estados Unidos, donde la secretaria de estado advirtió la posible explotación sexual, asegurando que “no prestamos el cuerpo”.

Ante sus dichos, el creador de Quién Mató a Sara compartió en su Instagram un extenso mensaje, respondiendo a la ministra. “Cuando leí las desafortunadas declaraciones de la Ministra Antonia Orellana, hablando sobre el caso de Ana Obregón y su maternidad a los 68 años por medio de una gestación subrogada, tuve que suspender todo y sentarme frente al computador”, comenzó escribiendo.

Así, el guionista criticó directamente las frases de la autoridad, “pero lo grave, lo gravísimo, vino unas líneas después: ‘Esta mujer va a Estados Unidos a comprar una guagua’. Ahí está. La frase feroz. Una oración que mezcla conceptos, que se convierte en prejuicio en sí misma, y que solo delata el profundo desconocimiento de la ministra en esta materia”.

“Hay tanto que decir, que no sé por dónde empezar. Vamos por parte. Por definición, uno no ‘compra una guagua’ cuando esa guagua tiene tu material genético. Si ese bebé tiene los genes de su madre, o de su padre, o de ambos, no es ‘un bien que se está adquiriendo»”, explicó.

“Los únicos casos más de cerca que conozco de compra de recién nacidos son los más de 8000 niños robados por la dictadura de Pinochet, que fueron ilegalmente entregados en adopción en diversos países europeos (…) O también me vienen a la mente los casos similares en donde estuvo involucrado el sacerdote Gerardo Joannon, que simulaba la muerte de infantes para dárselos a familias adineradas”, continuó.

“Pero utilizar la ciencia, los avances tecnológicos, y las posibilidades que ofrece la medicina, no es comprar a un ser humano. ¿Acaso las mujeres con problemas reproductivos no pueden soñar con ser madres?”, criticó Valenzuela.

De todas formas, el también creador de Amor a Domicilio hizo referencia a los dichos de Orellana donde aseguraba que el proceso desregulado habilitaba la explotación sexual de mujeres, asegurando que “no dudo que sea así”.

“De hecho, una de las razones por las cuales mi marido y yo decidimos no hacer nuestro proceso de maternidad subrogada en Latinoamérica es precisamente ese: al no estar legislado el tema, nadie pudo darnos garantías concretas de que las mujeres involucradas estaban ahí por voluntad propia y no porque sus derechos estaban siendo quebrantados”, reconoció.

Así, el escritor asegura que todo depende de la voluntad de la mujer por subrogar su vientre, asegurando que “la ministra asume que toda mujer que forma parte de una gestación subrogada es víctima, y ese es un error terrible”.

La crítica del “Chascas” Valenzuela a la ministra Orellana

“Asociar maternidad subrogada a la compra de un niño estigmatiza, precisamente, a los niños que llegan a una familia gracias a este método. Abre la puerta para su discriminación, el bullying, o el rechazo”, lanzó.

“¿Qué sabe la ministra sobre mi propio caso, o el de tantas otras familias? ¿Y si la mujer que llevó a Leonora en su vientre fuera mi hermana, o mi prima, o mi mejor amiga, también estaría siendo víctima de engaño por medio de violencia o a causa de su empobrecida situación?”, cuestionó.

En esa rama, aseveró que su procedimiento se llevó a cabo en una agencia que realizó estudios socioeconómicos, psicológicos, médicos, entre otros, explicando que la mujer que dio su vientre para gestar a Leonora es una profesional con su familia conformada.

“La razón por la cual ella quiso hacer esto, es totalmente altruista: quería ayudar a otros a tener una familia tan hermosa como la de ella. Por voluntad propia”, escribió.

“Espero que la Ministra Orellana lea estas líneas, y se dé cuenta de la atrocidad que dijo. Espero que también entienda que muchos de los que hemos pasado por esto, condenamos -al igual que ella— la trata, el abuso a la mujer, la vulneración de derechos. No todos los casos son iguales. Por lo mismo, las generalizaciones son dañinas, graves y peligrosas”, mencionó.

Asimismo, Valenzuela aseguró que no mostraba el rostro de su hija en redes “precisamente por críticas como las que la Ministra hizo hoy. Porque tengo que cuidarla y defenderla de prejuicios, de comentarios hirientes y mentirosos”.

“Mi hija está de cumpleaños, y es hora de prepararle la fiesta que va a recibirla cuando llegue del colegio. Porque eso es lo que hay detrás de todo esto: familias. Familias que apagan velas, familias que ríen”, mencionó.

De todas formas, quiso dar apoyo a la autoridad “si desea iniciar un camino para que se legisle sobre el tema y ninguna mujer vea sus derechos o su voluntad vulneradas”.

“Para que nunca más haya adopciones ilegales. Para que ningún niño caiga en una red de tráfico. Para que toda mujer tenga el derecho de decidir. Estoy y estaré ahí si la Ministra lo requiere. Pero, espero de todo corazón, que nadie tenga que volver a escuchar nunca que su familia es producto de una compra desalmada”, cerró “Chascas” Valenzuela.

Noticias relacionadas

Gobierno reitera llamado a votar y destaca normalidad al inicio de histórica jornada de elecciones en el país

Diario Atentos

Realizan evacuación en escuela de Cerro Navia por aviso de bomba

Atentos

Los dichos de Pepe Auth: “Tendría que pasar un evento telúrico para que gane el Apruebo”

Atentos.cl