Atentos
Regional Reportajes Salud

Un año de pandemia en Chile II: Director del SSM resaltó que en la región nunca se presentó el dilema de la «última cama”

Con motivo de cumplirse hoy el primer año de la llegada del Covid-19 al país, en un paciente atendido en el Hospital de Talca, el director del Servicio de Salud del Maule (SSM), doctor Luis Jaime, entregó un balance del trabajo realizado hasta ahora para enfrentar la pandemia.

“Cuando comenzó la pandemia nos preguntamos si tendríamos la capacidad para asistir a todos quienes necesitaran un ventilador mecánico. La primera alerta se dio por la capacidad limitada de ventiladores mecánicos en la región. Se había visto en otros países que las complicaciones de la enfermedad obligaban a la asistencia respiratoria y en el Maule había 42 ventiladores, pero gracias al aporte del Ministerio de Salud, donaciones y adecuaciones propias, se llegó a 119 soluciones ventilatorias para los hospitales maulinos”, recordó el profesional.

De acuerdo a Jaime, “nunca tuvimos el dilema de la última cama, pero en el mes de junio llegamos a tener casi la totalidad de los ventiladores ocupados. Si eso hubiera ocurrido, nos habríamos visto en la necesidad de trasladar hacia otra región. Somos una red y es por ello que recibimos 42 pacientes de Santiago trasladados en helicópteros de la Fuerza Aérea y ambulancias de otros hospitales y, probablemente, habríamos tenido que hacer lo mismo desde el Maule si se hubiese llegado a la capacidad máxima de la red”.

SIMULACRO

El directivo indicó que la red de salud se preparó desde enero de 2020 para enfrentar posibles casos. “Se trabajó en protocolos de atención y se reforzó la capacitación de personal del SAMU y las unidades críticas. Los simulacros se realizaron para ver cómo se comportaba el sistema; los flujos de derivación ante la llegada de un paciente con Covid-19 y el manejo del personal”.

Apuntó que para enfrentar el incremento de atenciones producto de la pandemia, el Servicio de Salud Maule amplió su capacidad de camas de cuidados críticos, pasando de 42 a 119 camas en la Unidad de Cuidados Intensivos con ventilador mecánico. Agregó que se recibieron 35 cánulas de alto flujo para la atención de pacientes y que, de ellas, once fueron donadas por la Municipalidad de Talca y 25 llegaron desde el MINSAL.

“Los hospitales habilitaron espacios para la atención de pacientes con síntomas respiratorios. En Talca, Parral, Constitución y Parral, el Ejército colaboró con la instalación de carpas para convertirlas en sala de espera”, indicó.

Para el procesamiento de muestras PCR, explicó que el año pasado estuvo disponible el Hospital de Talca, Hospital de Linares y el laboratorio de la Universidad Autónoma. Este año, la capacidad de procesamiento es de 2.500 muestras solo en laboratorios hospitalarios. Próximamente, se sumará el Laboratorio del Hospital de Curicó para realizar esta labor.

“A estas estrategias hay que sumar la conformación de equipos del Servicio de Salud, APS y Seremi de Salud para mejorar la estrategia de toma de muestras para examen de Covid-19; notificación oportuna de casos positivos de Covid-19 y el seguimiento de casos positivos de Covid-19 para que cumplan cuarentena obligatoria. Se está realizando testeos en lugares donde hay una mayor concentración de personas, con la finalidad de lograr una búsqueda activa de casos”, resaltó.

Otra medida ha consistido en la implementación de 20 equipos de hospitalización domiciliaria, los cuales están conformados por un médico, enfermera, kinesiólogo y 2 TENS. Estos equipos fueron destinados a los 13 hospitales de la región, además de dos departamentos de salud en Maule y San Clemente.

TRABAJO EN RED

El director del SSM manifestó que el 2020 se recibieron 42 pacientes críticos desde la Región Metropolitana en la red asistencial del Maule. “Las semanas más críticas fueron la última de mayo y la primera de junio, donde el índice ocupacional de camas críticas con ventilador mecánico estuvo en un 95%. Actualmente, las últimas semanas nos encontramos con una ocupación del 75 a 80% de las camas críticas con ventilación mecánica, lo que se traduce en una constante de 10 VMI disponibles aproximadamente al día”, precisó el facultativo.

Para reforzar la atención de salud, se implementaron estrategias de Hospitalización Domiciliaria; complejización de camas; Refuerzo Red de Urgencia; Residencia Sanitaria y Unidades de Apoyo, las cuales fueron implementadas desde el mes de abril en adelante. La cantidad de personal contratado en distintos momentos y según necesidades de la red asistencial, llegó casi a mil profesionales, técnicos y administrativos.

En cuanto a las residencias sanitarias, detalló que esta estrategia en un principio fue implementada por el Servicio de Salud Maule y tuvo por finalidad que las personas con Covid -19 que no pudieran realizar el aislamiento en su hogar de forma adecuada, realizaran cuarentenas efectivas en un recinto especial. El SSM habilitó 15 residencias sanitarias, con una capacidad de 437 cupos. Actualmente esta estrategia es gestionada por la Seremi de Salud.

“Las semanas más críticas fueron la última de mayo y la primera de junio», reconoció el doctor Luis Jaime.

Noticias relacionadas

Demencias y salud mental en pandemia: 53% de los pacientes presentó una disminución significativa de la memoria

Diario Atentos

Mesa campesina del arroz centró atención en enfrentar crisis hídrica y altas temperaturas

Diario Atentos

Región del Maule tiene constituidos todos sus Consejos Comunales de Seguridad Pública

Diario Atentos
WhatsApp Quiero recibir noticias por whatsapp