FOSIS permite la reconversión laboral de recolectoras afectadas por incendios forestales

0


A casi siete meses de los incendios que asolaron diversas comunas del Maule, dañaron distintas fuentes de trabajo y afectaron directamente la economía de miles de familias, el Gobierno a través del FOSIS continúa dando muestras claras de ocupación y cumplimiento de sus compromisos en materia de protección social, entrega de oportunidades y herramientas en favor de distintos sectores vulnerables que quedaron “de brazos cruzados” al perder su histórico oficio u ocupación.

Tal es el caso de 80 mujeres recolectoras de callampas -pertenecientes a la comuna de Empedrado-, quienes con la quema de vastas áreas de bosques vieron también arrasada su fuente de trabajo, tras dedicarse por décadas a la cosecha, secado y venta de hongos, lo cual constituía el principal ingreso y sustento para sus familias.

El FOSIS tendió una importante mano a estas esforzadas dueñas de casa a través de un programa especial denominado “Yo Emprendo Semilla – Emergencia”, creado exclusivamente tras los incendios para apoyar a quienes resultaron dañados por el fuego, y el cual también se está replicando en otras comunas y otros rubros, tal como sucede en San Javier o Constitución.

En el caso de Empedrado a través de esta iniciativa las 80 recolectoras han asistido a clases de formación y charlas de género en su propia comuna, a objeto de reconvertirse laboralmente y completar su nuevo plan de negocio, desarrollar talleres de elaboración y validación del mismo, ejecutar sus capacidades emprendedoras, obtener educación financiera, analizar el entorno y tender a una mejor comercialización de sus nuevos productos.

Actualmente el programa está en fase de compra y entrega de herramientas a cada una de las 80 usuarias, de acuerdo a lo aprobado en su plan de negocio, el cual se desarrolla cabalmente por estos días con la entrega de las respectivas maquinarias e insumos que las propias usuarias eligieron, merced a un aporte individual correspondiente a los 500 mil pesos.

De hecho, un grupo importante ya recibió sus flamantes lavadoras y secadoras para dedicarse a la lavandería, mientras otras mujeres aplicarán su esfuerzo y dedicación en otros rubros y oficios como la tala de bosque, repostería y amasandería, confección y bordados y comidas al paso, entre otros.

Posteriormente se realizará la etapa de asesoría y seguimiento, donde se continuará con el proceso de capacitación, apoyando personalmente a cada usuaria en su domicilio o local de trabajo, abordando temáticas como las prácticas de gestión de calidad, cuentas, gestión y marketing, además de otros talleres de comercialización.

También podría interesarte... Más del autor